Continue

SINOPSIS

En algún lugar del Caribe se están construyendo playas artificiales. Una joven modelo espera por sus amigas al lado de la piscina, un jardinero y una sirvienta fantasean con comprar muebles caros, un grupo de barrenderos filosofan sobre el amor y unos golfistas amateurs intentan entran la bola en el hoyo, mientras los turistas, entre máquinas y estruendos, pasean.

 

NOTAS DE DIRECCIÓN

Mientras trabajábamos en un proyecto que debía tener como eje central el tema de la felicidad, nos encontramos con esta construcción de una playa artificial privada para extranjeros. Nos pareció una paradoja ya que República Dominicana es un país reconocido mundialmente por sus playas vírgenes y paradisíacas. Empezamos a filmar la construcción y conocimos a la comunidad que vive justo al lado, una comunidad mitad rica, mitad pobre, dividida por una valla perimetral. Este sitio resulta ser una pequeña muestra del modelo de progreso y modernidad por el cual apuesta República Dominicana y muchos otros rincones del mundo: una mayoría trabajando para la construcción de la felicidad de una minoría. Pero las personas que conocimos y filmamos en esta comunidad dividida tenían algo en común, a pesar de sus diferencias sociales: se encontraban inmersos en sus problemas cotidianos: el amor, el dinero, el ascenso social, la soledad. Nos brindaban ron, nos invitaban a sus piscinas, nos pedían que escuchásemos sus canciones de amor. Entonces, lo tuvimos claro: la humanidad está destruyendo su mundo natural, pero son los pequeños problemas cotidianos los que atormentan y enredan a los humanos. Esta película será una tragicomedia.

 

ENTREVISTA A ORIOL ESTRADA Y NATALIA CABRAL

– Cual fue su inspiración para EL SITIO DE LOS SITIOS?

El lugar donde terminamos rodando “El Sitio de los Sitios” es un complejo turístico de villas, apartamentos, hoteles y campos de golf al cual llegamos a través de un familiar que compró allí una segunda residencia para pasar sus vacaciones. Lo que inicialmente nos llamó la atención al llegar allí fue que en ese momento el complejo estaba en plena construcción pero a la vez era habitado por turistas extranjeros y vacacionistas de la capital, que entre máquinas excavadoras y trabajadores sucios de cemento, se paseaban en trajes de baño multicolores; este escenario y sus personajes creaban una atmósfera un tanto atípica en comparación con la idea idílica que uno podría tener de unas vacaciones. Para colmo, justo al lado del complejo, vivían los obreros que allí trabajaban, eran los vecinos de los turistas y vacacionistas cuyas viviendas eran divididas por una extensa valla perimetral. Salimos algo horrorizados y a la vez maravillados de esta primera experiencia en el complejo, por lo que solíamos regresar y cada vez, contemplábamos con más interés las vidas de turistas y trabajadores, como pequeñas situaciones que aparecían y desaparecían, siempre dejándonos con una sonrisa o una reflexión. Podemos afirmar que sentíamos una cierta atracción por ese lugar, queríamos rodar algo allí pero no sabíamos exactamente qué, hasta que llegó la oportunidad de Doctv y empezamos a buscar la película.

 

– ¿Cómo desarrollaron esta curiosidad inicial en una película?

Sabíamos que queríamos compartir las mismas sensaciones que nos daba el lugar cada vez que íbamos a visitarlo, pero a la vez debíamos confrontarlo con las opiniones de la gente que allí vivía. Al principio, éramos algo críticos con el complejo, no aprobábamos la construcción de playas artificiales y campos de golf justo al lado de un barrio humilde de trabajadores. Pero al conocer a los trabajadores, ellos nos confesaron lo felices y agradecidos que se sentían con el complejo, ya que sin el complejo, estarían sin trabajo; a su vez, también conversamos con los vacacionistas de la ciudad y los turistas extranjeros, y estos, al contrario de los trabajadores, parecían sentirse solos e inconformes con sus vidas. La relación de ambos mundos nos parecía extraña y surreal, así que empezamos a idear la película partiendo de una mirada surreal y distante sobre los lugares a filmar, además de decidirnos por los personajes cuyas vidas nos permitieran trabajar ese punto de vista. A partir de entonces, nos abrimos ante la posibilidad de realizar una película coral que nos retara a encontrar una cierta unidad bajo un sentido tragicómico. Los diferentes personajes, representados en pequeñas viñetas abrirían poco a poco el abanico de situaciones y realidades contrapuestas entre sí, creando un mundo claramente identificable, pero con una personalidad artificiosa. Creemos que como resultado, “El Sitio de los Sitios” es una película que a veces puede resultar dramática y a veces puede ser cómica, una película humana y contradictoria que se ríe de sí misma y que trata de ser sugerente.

 

– ¿Cuál fue el reto mayor de esta película?

Teníamos claro que queríamos hacer una película coral con muchas locaciones, así que el reto mayor era darle unidad a la película sin perder personalidad ¿Cómo lograr una unidad, cómo dotarla de personalidad, cómo plasmarla de nuestras preocupaciones desde la ironía y hacia una cierta reflexión? Las respuestas se fueron encontrando a medida que rodábamos y montábamos.

 

– Siendo la República Dominicana un reclamo turístico de paisajes exóticos y promesas de felicidad ¿Cómo se enfrentaron ante este ideal?

Esto de la felicidad es una lucha que se libra más o menos igual en todas partes; en Dominicana hay sol, un cielo azul, playa, la gente parece sonreír y bailar con facilidad, pero falta algo y por eso, muchos se van a otro lugar donde encuentran igualdad social, calles asfaltadas, políticos más serios, educación y medicina de calidad; pero allá, donde hay todo eso, hace frío, no sale el sol, la gente sonríe menos y solo sueña con irse a una playa del Caribe. Unos quieren lo que otros tienen y esos otros quieren lo que no pueden tener. Hay algo de todo esto en “El Sitio de los Sitios” y también hay algo de esas diferentes identidades que pueden coexistir en un solo lugar.

 

– ¿Qué pueden sugerir los personajes de la película sobre la felicidad en sus vidas tan distintas?

En “El Sitio de los Sitios” hay una modelo, unos barrenderos, unos golfistas, un jardinero y una sirvienta. También hay máquinas construyendo o destruyendo, depende de cómo se mire, y muchos turistas dando vueltas por todas partes. Suponemos que la felicidad también tiene que estar por ahí, a veces acompañando a unos personajes y a veces a otros, a veces abandonándolos y a veces compadeciéndoles. Quizás la felicidad no es una certeza en nuestra película, es una pregunta que ofrece cada personaje en cada escena.

 

INFORMACIÓN TÉCNICA

Título en Inglés: Site of Sites

Título Original: El Sitio de los Sitios

País: República Dominicana

Idioma: Español

Subtítulos: Español/Inglés

Duración: 61 min.

Duración Versión TV: 52 min.

Formato de Rodaje: HD

Formato de Proyección: DPC, Blu-ray

Speed rate: 24 / 29.97 / 25fps

Aspect Ratio: 1,78:1 (16:9)

Sonido: Dolby Digital 5.1 / Estereo

Color: Color

Finalización: November 2016